Jamón ibérico de doble montanera ¿Es mejor?

Jamón ibérico de doble montanera ¿Es mejor?

¿es mejor que los cerdos pasen el doble de tiempo comiendo bellota dos veces en la dehesa? aquí te lo contamos
¿Qué es una dehesa? Nosotros te lo contamos! Leyendo Jamón ibérico de doble montanera ¿Es mejor? 8 minutos

Cuando hablamos de Jamón Ibérico de doble montanera, mucha gente se pregunta qué es, o en qué se basa, exactamente este concepto.

 

Desde Don Ibérico os podemos prometer que siempre estamos comprometidos en destacar la excelencia y calidad de nuestros productos, pues, al trabajar con la mejor selección posible de  animales, solo nos quedamos con las mejores dehesas

Estas suelen tener una gran cantidad de encinas , haciendo que los animales vivan en el mejor ambiente posible, alimentándose de la naturaleza y haciendo que el producto final destaque por un sabor único.

Aunque esta premisa podría ser suficiente para otras marcas del mercado, en Don Ibérico sabemos que el conformismo solo lleva a la mediocridad. Es por eso que, desde hace años, siempre hemos querido dar lo mejor, de esta manera, asegurarnos de que producimos un tipo de jamón único solo encontrarás con nosotros.

 

cerdos en doble montanera

 

¿Porqué doble montanera?

Para entender la calidad real de un jamón siempre debe estudiarse la historia de sus cerdos. Curiosamente, esta se remonta a un accidente que nos llevó hacia una intuición que determinó nuestro camino como marca original y llamativa.

Un invierno de hace años, nos llegó una partida de cerdos ibéricos de bellota, la cual teníamos que sacrificar incluso ante la noción de que, pese a haber llegado su día, estaban demasiado bajos de peso para lo que acostumbramos.

Las cifras no engañaban: estos cerdos no cumplían el peso mínimo estipulado por la ley. Así que, desde Don Ibérico, convencimos al ganadero que nos trajo los animales para que pudiéramos dejarlos en el campo un año más.

Nuestra intuición siempre ha sido una herramienta en la que hemos construido la marca que ha acabado siendo Don Ibérico. Esta nos dijo que podíamos conseguir un producto de calidad superior si dejábamos que los cerdos se desarrollaran, en vez de durante un año, en dos, alimentándolos con el doble de bellota, aunque la norma del ibérico no lo pida.

Una vez transcurrió dicho tiempo de curación, las patas de jamón, Don Ibérico y sus clientes más afortunados, comprobaron que el resultado final era increíble, pues tanto el sabor como la curación del producto resultó ser muy superior a la producida hasta el momento.

 

¿En qué consiste la doble montanera?

La doble montanera es una técnica aplicada durante la cría de cerdos ibéricos para hacer que estos alcancen su máximo desarrollo músculo esquelético, haciendo que puedan vivir durante unos 24 meses.

Contrario al mínimo que marca la ley, lo cual recae en 14 meses, si los dejamos crecer durante el doble de tiempo mejoraremos sustancialmente el producto, haciendo que el desarrollo permita producir un jamón más grande y jugoso en comparación.

Obviamente, toda acción requiere de unas consecuencias, y estas fueron el hecho que tuvimos que ampliar enormemente las hectáreas de nuestro terreno original, haciendo que las dehesas para los cerdos ocuparan un espacio mucho más amplio, permitiendo plantar más árboles de bellotas y tener más animales pastoreando a la vez.

Este espacio natural nos ha permitido crear una despensa para nuestro producto, haciendo que nuestros cerdos aprovechen todos los recursos naturales, dándoles un espacio suficiente para que puedan disfrutarlos y, a la vez, evitar que estos se agoten.

Al final concluimos que, en Don Ibérico, cada animal debe disfrutar de un espacio de entre 2 y 3 hectáreas, teniendo siempre en cuenta la densidad de arbolado de la finca y dónde se encuentre esta para no dañarla y aprovecharla en todo su esplendor.

Durante estos dos años, el animal goza el doble de montanera de bellota, produciendo la primera cuando el cerdo tiene entre 7 y 8 meses. Cuando son todavía tan jóvenes, estos cerdos pueden aprovechar en su totalidad la temporada de bellotas, la cual se produce entre marzo y mayo.

Esto les permite adquirir las habilidades y fortalezas para poder encarar la segunda montanera con la máxima eficiencia para después producir el mejor jamón posible. Cuando esta llega, estos animales son capaces de consumir más de 7 kilos de bellota y hierba al día, llevando al máximo su capacidad digestiva para hacer el último estirón.

¿Cómo sabemos que un cerdo está listo para el sacrificio?

En Don Ibérico, lo primero es la calidad, por tanto no importa la fecha. Cada partida requiere su tiempo y esa es nuestra máxima.

Una vez llegado diciembre, nuestro equipo de expertos baja cada semana desde Guijuelo hasta las dehesas de la Sierra Norte de Sevilla , Extremadura y los Pedroches y, se dedican a seleccionar uno a uno los cerdos ibéricos que estén maduros, junto a su peso ideal, y hayan completado su desarrollo completo como animales.

De esta manera hacemos que los animales sean sacrificados al tener desde 22 meses de vida e incluso llegando en ocasiones especiales a los 28 meses ( nuestra Selección Passión) , pues nuestra prioridad es siempre la calidad de nuestro producto. La cantidad o las prisas en producirlo no lleva a ninguna parte en la cual nos interese estar como empresa.

 

bellota doble montanera

 

¿En qué se diferencia un jamón ibérico de doble montanera de cualquier otro?

Hay cinco características clave para entender cómo diferenciar un jamón ibérico de doble montanera a cualquier otro que podáis encontrar en el mercado actual.

Estas características son las siguientes.

¿Cómo es un Jamón de doble montanera?

Hay que saber identificar la morfología que compone una pata de un jamón ibérico de doble montanera. Esta siempre suele ser bastante larga, en el caso de que el desarrollo del animal haya sido completo, y, a la vez, muy fina, cosa que define la pureza de la raza en cuestión.

Esta finura se debe a que, durante el proceso de curación, la pata deberá haber perdido gran parte de su volumen inicial, cosa que también permitirá repartir bien la grasa por todo el producto, ofreciendo una textura firme pero jugosa a toda la pieza.

¿De que color es un Jamon con 2 montaneras?

Para que los que nos leen entiendan cómo apreciamos y cuidamos nuestro producto, hay que decir que este ha llegado a ser comparado con el atún rojo. Este excelente pescado, como nuestro jamón, cuando es salvaje recorre grandes distancias para poder llegar al mar Mediterráneo.

Al ser un animal rústico, nuestro cerdo ibérico está dos años blandiendo un intenso ejercicio, cosa que provoca que la carne de sus patas sea de un rojo intenso a consecuencia de la profusa irrigación de su musculatura.

Parece algo absurdo, pero el color del jamón es clave para entender la calidad del producto, pues, si nos damos cuenta, los jamones, con un color menos intenso, suele indicar una peor calidad y de un sabor y textura insultantes para a los que nos gusta el ibérico.

¿Cómo es la grasa en un Jamon con dos montaneras?

Al ser muy rica en ácido oleico, la calidad de la grasa de nuestro producto es tan alta como su contenido cárnico. Gracias a este tipo de ácidos grasos, los cuales provienen de la alimentación de nuestros cerdos, basada en la consumición de bellotas, la convierte, además, en algo altamente saludable.

Otro factor para determinar la calidad de la grasa de un jamón es cuando, al cogerla con las manos, esta se deshace entre nuestros dedos, confirmando tanto que es un producto de bellota y doble montanera.

Si frotamos la grasa esta puede incluso desaparecer por completo.

¿Y el Aroma del Jamón ibérico de bellota doble montanera?

Se dice que muchos productos se comen con el olfato. Nuestro jamón no es tan diferente a dicho concepto.

A la hora de hacer una cata de jamón ibérico de doble montanera, muchas veces el cliente se puede perder a la hora de identificar sus aromas debido a que nuestro Jamón encierra una compleja paleta de aromas.

Estos suelen provenir del largo proceso de crianza del animal, junto a su curación natural, efectuada, como hemos leído, en las dehesas más naturales y llenas de decenas de hectáreas, para que nuestros cerdos corran en libertad.

Desde aromas frutales, florales; a frutos secos y torrefactos. Estas notas naturales nos permitirán sumergirnos en una nube de aromas cuando olfateemos una loncha de nuestro jamón ibérico de doble montanera dejará el mejor de los rastros en nuestro paladar a la vez que se funde entre nuestra lengua, disfrutando de cada momento.

 

Esperamos que con este artículo haya quedado claro cómo diferenciar el Jamón ibérico de doble montanera, pues estamos deseando que cuentes con nosotros como plato principal en tus comidas diarias.

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.

Envío Gratuito

Envío gratuito incluido Baleares, Canarias y Portugal. Los primeros 2kg de cada pedido gratis a Europa

Subscribe al Club Ibérico Passión

Suscríbete al Primer Club Ibérico que te premia por comprar. Gratis por tiempo limitado